Era Sandra Paola apasionada de la bicicleta

  • Ciclistas colocaron veladoras en la Avenida Piotr Chaikovski en memoria de Paola, tras morir atropellada. Foto: Gabriel Trujillo

Gabriel Trujillo/Mural

Guadalajara, México (06 junio 2021).- Sandra Paola Alfaro Tovar fue la única de sus hermanos que de pequeña no tuvo una bicicleta, pero se convirtió en ciclista profesional. El viernes, el conductor de una pipa de gas la atropelló, truncando su carrera y dejando huérfana a su hija.

Paola inició en el ciclismo a los 18 años, cuando entró a trabajar como vendedora de bicicletas.

“Al principio le prestaban una. Pero a ella le daba pena y quería tener su propia bicicleta. Empezó a juntar para comprarse su bici”, recuerda su hermana Lidia Nayeli.

Desde entonces Paola no paró de rodar y acumular preseas. Practicaba ciclismo de ruta y montaña, y ella sola se compraba su equipo.

El 30 de mayo fue su última competencia en el Bosque El Centinela, en Zapopan, donde ganó el segundo lugar.

“Practicaba en la madrugada. Entrenaba en su cuarto con un rodillo”, narra Nayeli,

Su mamá, Luz Elena Tovar Vega, recuerda que la ciclista se estaba preparando e inició una dieta para participar en una competencia en Villa Corona los próximos meses; junto a su entrenador buscaría conseguir el primer lugar.

“Sabían de su gran desempeño y ya competía a nivel nacional. Esperaban de ella más.”

Paola tenía 25 años y una hija de 8, de la cual se hizo cargo sola desde su nacimiento. Estudió Negocios Internacionales a la par que trabajaba vendiendo bicicletas y entrenando.

Actualmente cursaba una maestría y un curso de inglés para continuar con su preparación profesional.

“Era mamá soltera y decía que todo lo hacía por su hija. Le gustaba sobre todo la montaña. Era guía y tenía sus grupos de principiantes.


“Era muy atenta. Si alguien se caía ella iba y le daba la mano”, recuerda Luz Elena.

La mañana del viernes, Paola fue atropellada cuando rodaba desde su casa, en Paraísos del Colli, rumbo a la tienda de bicicletas en la que era vendedora, cerca de Avenida Patria, en la Colonia La Estancia.

En el cruce de Robert Schumann y Avenida Piotr Chaikovski, ruta que usualmente utilizaba para ir a trabajar, una pipa de gas la embistió a tres cuadras de donde laboraba.

“Que se haga justicia. Lo que le dicte la ley. Queremos una indemnización, porque tiene de 8 años y mi hija era mamá soltera y era el sustento”, exigió la mamá de Paola.

Durante el sábado la Fiscalía del Estado informó que había realizado un operativo en la empresa propietaria de la unidad causante, con la finalidad de asegurar el vehículo participante en este evento. Sin embargo, no se reportaron personas detenidas.

En la esquina donde fue atropellada y murió Paola se localizaron unas cámaras del Escudo Urbano C5, aunque según fuentes extraoficiales, estaban rotas y fuera de servicio.