Fracasa plan estatal para bajar muertes viales

compara_1_crop1590397690173.jpg_1589087806

Los fallecimientos por accidentes han crecido pese al aislamiento; la mezcla de alcohol-volante se relaciona con la estadística

El Informador

En Jalisco han fallecido 428 personas en accidentes viales este año (al corte del 20 de mayo), lo que representa un aumento frente a las 319 muertes en el mismo periodo de 2019. Ni siquiera la baja movilidad por el confinamiento por el COVID-19 generó una reducción en las víctimas mortales.

Hay una relación en la estadística fatal: durante el periodo de aislamiento por la crisis sanitaria también incrementó el número de personas llevadas al Centro Urbano de Retención Vial (Curva). Tan sólo en abril pasado fueron detenidas 827 personas, mientras que en ese mes del año pasado fueron 796. Sin embargo, ni eso frenó el alza en muertes viales.

En mayo del año pasado, el Gobierno de Jalisco instaló el Comité Estatal de Seguridad Vial. Durante el evento, el secretario de Transporte, Diego Monraz, informó que se pretendía llegar a una segunda versión de la seguridad vial, que incluía “la búsqueda de la visión cero, que es evitar, con todos los recursos posibles, las muertes por accidentes en la movilidad del espacio público”. Su estrategia fracasó este año.

El plan pretendía disminuir el número de lesionados, pero tuvo resultados negativos: entre 2015 y 2018 éstos se mantuvieron en dos mil 300 personas afectadas al año, en promedio, cuando 2019 cerró con tres mil 241. 

La Asociación Víctimas de Violencia Vial destaca que los conductores, al ver las calles más libres, aceleran con fatales consecuencias, sobre todo cuando existe la mezcla alcohol-volante. Por eso recomienda incrementar el número de cámaras de videovigilancia en la metrópoli.

Se solicitó una entrevista con la Secretaría de Transporte, pero no respondió.

Por atropellamientos, cuatro de cada 10 muertes viales

  • Fallan la cultura vial entre la población y las estrategias del Gobierno de Jalisco

De las mil 306 muertes viales registradas en Jalisco entre el 1 de  enero de 2019 y el pasado 20 de mayo, 484 corresponden a atropellamientos; es decir, alrededor de cuatro de cada 10 víctimas mortales por accidentes de tránsito obedecen a esta causa, de acuerdo con las estadísticas del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF).

Si bien los últimos tres años han cerrado con una disminución de fallecimientos por este tipo de percances, entre enero y mayo de 2020 se registra un alza con respecto al mismo periodo de 2019, al pasar de 118 a 158 muertos por atropellamientos. 

Aunque las autoridades estatales y municipales han implementado programas en materia de movilidad no motorizada, como las Zonas 30, las obras de los cruceros seguros y la construcción de ciclovías, la Asociación de Víctimas de Violencia Vial subraya que no se han atacado los puntos “rojos” que se tienen en la metrópoli para prevenirlos.

Añade que el peatón siempre es el último al que se le presta atención, cuando puede ser protegido de distintas formas porque se tiene un mapa de siniestralidad, con el que se conoce exactamente dónde hay mayor incidencia de accidentes y muertes viales. 

Por eso es necesaria una intervención real en las calles para que se reduzca la velocidad en los considerados “focos rojos”, como Periférico, Lázaro Cárdenas, López Mateos y Colón, entre otros.

Debido a que Guadalajara es el municipio que registra el mayor número de atropellamientos, con un promedio de uno cada tercer día, las autoridades municipales informaron que concretarían obras en algunos cruceros ubicados en las inmediaciones de las instituciones educativas para prevenir los accidentes viales. Lo anterior, como parte de la estrategia “Entornos Escolares Seguros”. 

Comparativo. Nuevo León, Chihuahua y Jalisco son los tres Estados con más accidentes viales en el país. ARCHIVO

CLAVES

Víctimas del transporte público

Muertes

En lo que va de 2020 (con corte al pasado 17 de mayo), en el Estado se han registrado 15 víctimas mortales en accidentes viales en los que participó alguna unidad del transporte público. Ya se superaron las 14 muertes que se reportaron en los primeros cinco meses del año pasado. Y representan la mitad de las 30 con las que cerró 2019.

Consejo

A finales de noviembre del año pasado, las autoridades estatales anunciaron el relanzamiento del Consejo de Atención a Víctimas del Transporte Público. En el evento, el secretario de Transporte, Diego Monraz, destacó la reducción de las víctimas mortales que se tenían en 2019, con respecto al 2018 (este último cerró con 46).

Factores

El funcionario subrayó que la reducción obedecía a la migración del modelo ruta-empresa, que es más moderno y trae consigo la capacitación de los operadores, así como una mayor supervisión por parte de la Policía Vial.

Vicios

En marzo pasado este medio publicó que los corredores integrados a la ruta-empresa continúan con las mismas irregularidades del viejo modelo. De las cuatro mil 684 sanciones aplicadas a estos derroteros entre enero de 2019 y hasta el pasado 2 de febrero, mil 592 fueron contra las rutas T19 y T19-A (antes 380).

Anomalía

La principal multa fue por subir y bajar pasaje en zona prohibida, con 944 sanciones, continuándole exceder en más de 10 kilómetros por hora el límite de velocidad permitido, con 874.

Metas

La Secretaría Transporte de Jalisco recordó que el fin es “llegar a cero víctimas mortales” en un año. Sin embargo, a la fecha no se ha logrado que pasen 30 días sin que se registren este tipo de muertes, lo cual sería el primer paso para alcanzar el objetivo principal.

Víctimas

Aunque en la reunión se informó que se mejoraría la atención a las víctimas, a seis años del “camionazo” afuera de la Prepa 10 de la UdeG, donde murió la estudiante María Fernanda Vázquez, aún no hay justicia. El responsable está preso, pero no se ha dictado sentencia. Esto último es necesario también para la reparación del daño.

TESTIMONIO

“Me respondieron que nunca caería el culpable”

La muerte de su hijo, ocurrida la madrugada del 11 de enero de 2015, provocó que la señora María Luisa Puentes buscara justicia por todos los medios y creara el Grupo de apoyo “Rene” para brindar acompañamiento a quienes pierden a un familiar en accidentes viales a causa de la mezcla del alcohol-volante. “Estamos en esta concientización diaria… con amor  y por honor a mi hijo tengo que salir adelante. Y aquí estoy”.

Subraya que entregan volantes en los que escriben una semblanza de lo que sucedió ese día. Hace énfasis en no conducir alcoholizados o en exceso de velocidad, que se respete el semáforo en rojo y no permitir la corrupción. 

“No permitas que, al momento de tu dolor, la gente te maneje pidiéndote dinero o cambiando las pruebas”.

María Luisa remarca el tema de la corrupción porque le tocó padecerla desde el primer minuto cuando fue a reconocer el cuerpo de su hijo, quien fue atropellado en el cruce de López Cotilla y Degollado, en donde se encontraba como parte de su trabajo: integraba un mariachi. Otros dos de sus compañeros resultaron lesionados tras ser impactados por un vehículo que volcó en ese punto, conducido por un hombre en estado de ebriedad.

En el lugar de los hechos, el personal Médico Forense “le dijo a mi esposo que el conductor no viajaba alcoholizado, pero meses después, al leer el expediente, se confirmó que sí tenía alcohol en la sangre”.

Para obtener el expediente, María Luisa padeció un viacrucis. A los dos meses de que falleció su hijo acudió a la Fiscalía de Jalisco para conocer cómo ocurrieron los hechos. El personal de la corporación la hizo dar varias vueltas y afuera de la dependencia se acercaban abogados queriéndole cobrar para conseguir el expediente hasta en 11 mil pesos. “Fueron tres meses… hasta que obtuve el expediente y sin pagar. No es justo”.

Ella consiguió las pruebas que no obtuvo la Policía Investigadora. En ese proceso, autoridades de la pasada administración se acercaron para conocer el caso y apoyarla. Finalmente, en octubre de 2015, el responsable fue detenido.  “Las autoridades (del Ministerio Público) me respondieron que nunca caería el culpable”.

El responsable permaneció en la cárcel un año y cuatro meses. María Luisa agradeció que esta persona fuera aprehendida, pero no hubo justicia porque le correspondían más años. Ahora le preocupa que vuelva a conducir alcoholizado, pues durante su primera declaración admitió haber participado en otro accidente de tránsito, pero le otorgaron “el perdón”. 

María Luisa dedica parte de su tiempo para contar su experiencia y generar conciencia sobre el tema, tanto en empresas como en universidades.

El personal del Semefo le dijo a mi esposo que el conductor no viajaba alcoholizado… pero meses después, al leer el expediente, se confirmó que tenía alcohol en la sangre

– María Luisa, madre de fallecido en accidente vial.

CONTACTO

Apoyo

• Las personas que sufran un accidente vial y requieran asesoría tanto psicológica como legal, pueden comunicarse con el Grupo de apoyo “Rene”, a los teléfonos 33-1186-3713 y 33-8147820.

Incumplen acuerdo

El año pasado, México estableció un nuevo acuerdo para bajar a la mitad las muertes por choques y atropellamientos entre los años 2020 y 2030, tras un convenio entre el Gobierno federal y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, hay incumplimiento.

Las muertes y discapacidades por lesiones por accidentes viales son un creciente problema de salud pública en México. Las consecuencias físicas y emocionales, así como el impacto por los costos sanitarios, sociales y económicos son devastadores para los individuos, las familias, las comunidades.

En el recuento, al día fallecen 22 jóvenes entre los 15 y 29 años de edad a causa de los accidentes viales, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública. Por eso México ocupa el tercer lugar en América Latina. Y los factores que más influyen en el número de accidentes viales causados por los jóvenes son bajo los efectos del alcohol, el exceso de velocidad y los distractores.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros informa que en el país  ocurren más de 2.8 millones de choques cada año, de los cuales uno de cada tres  genera lesionados que cuestan alrededor de 150 mil millones de pesos al erario; es decir, el equivalente al 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

GUÍA

Caen más ebrios

  • A través del operativo Salvando Vidas, entre enero de 2019 y abril de 2020, la Policía Vial detuvo a 10 mil 852 personas por conducir en estado de ebriedad en Jalisco, principalmente en la metrópoli.
  • Tan sólo en el primer cuatrimestre de este año fueron enviadas al Centro Urbano de Retención Vial por Alcoholimetría (CURVA) dos mil 831 personas.
  • Aunque en marzo inició el aislamiento en el Estado por el coronavirus, en las últimas semanas de ese mes se presentó un alza de retenidos. Y continuó durante abril pasado, debido a que hay quienes continúan con las reuniones sociales y ni siquiera evitan conducir alcoholizados.
  • A diferencia de otros Estados, en Jalisco no está prohibido al 100% la venta de alcohol, denominada como “ley seca”. Se han cerrado algunos negocios dedicados a esta actividad, pero muchos continúan operando por contar con otro tipo de permisos relacionados a la venta de alimentos o botanas.
  • El pasado 12 de mayo, el Gobierno estatal informó que Jalisco había entrado a la etapa más complicada de la contingencia, por lo que se hizo un llamado a los nueve municipios metropolitanos para reforzar la estrategia sobre el cumplimiento del aislamiento social y las medidas de seguridad sanitarias, con el fin de prevenir los contagios.
  • Entre el 20 de abril y el 11 de mayo pasados, los Ayuntamientos de la metrópoli clausuraron 407 negocios no esenciales y apercibieron a 26 mil 383.

Ven menos agentes

• Para prevenir los accidentes de tránsito en la metrópoli, la Asociación Civil Víctimas de la Violencia Vial considera que las autoridades deben incrementar el número de agentes en puntos conflictivos.

• Afirma que no hay la suficiente presencia de policías viales, cuando tienen una corporación grande. Por ejemplo, tras la contratación de mujeres, no tienen tanta presencia en la ciudad como antes.

Corrupción

En la Encuesta de Victimización y Percepción sobre Seguridad, los integrantes del Poder Judicial son las autoridades más corruptas. Le siguen los agentes viales.

Más de 365 mil accidentes al año

El Inegi revela que en México se registraron 365 mil 281 accidentes de tránsito en las zonas urbanas y suburbanas en 2018, que es el último estudio del organismo. Destacan Nuevo León, Chihuahua y Jalisco como los tres Estados con más percances. En Jalisco se documentan el doble de accidentes que en la Ciudad de México, pero tres veces menos que en Nuevo León:

ESTADOS MÁS PELIGROSOS

Estados Accidentes viales
Nuevo León 80,863
Chihuahua 25,938
Jalisco 25,067
Guanajuato 19,290
Baja California 16,300
Sonora 15,938
Querétaro 15,185
Michoacán 15,029
México 14,060
Coahuila 13,249
Tamaulipas 12,684
Ciudad de México 11,656

Sigue: #DebateInformador y participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Cuál es la vialidad más peligrosa en la ciudad?