Costo de Línea 3 se duplicó por no realizar proyecto ejecutivo: CICEJ

Captura de pantalla 2019-12-23 a la(s) 19.24.06.png

Las filtraciones no serían riesgo para los usuarios ya que esté en funcionamiento

DIANA BARAJAS/Milenio

 

El costo de la Línea 3 del Tren Ligero se ha duplicado, aunque el presupuesto inicial era de 17 mil 692 millones, ha incrementado a 36 mil millones de pesos.

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ), Armando Brenez Moreno declaró que el sobrecosto en la obra se debe a que no se realizó un proyecto ejecutivo.

“La Línea 3 no tenía un proyecto ejecutivo, por eso se fueron haciendo esos incrementos, y también no tenía gestionado todo el recurso porque no es fácil gestionar recurso, lleva un proceso. Entonces las empresas a la hora que empiezan a trabajar, se les para el flujo económico y ya no siguen avanzando y la obra también se atrasa”, dijo el presidente del CICEJ.

El titular, dijo, que al no tener un proyecto ejecutivo, hubo improvisación en la construcción de la Línea 3 lo que incrementó los costos. “Entonces es bien importante, primeramente el proyecto ejecutivo, el presupuesto con volumetría y costo para tener un costo final”.

La obra comenzó el 7 de agosto de 2014, debió culminar en agosto de 2018 pero con casi dos años de atraso, ni el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), ni la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ni el gobierno estatal tienen certeza de la fecha de entrega.

Brenez Moreno, calculó que la obra podría estar en funcionamiento en mayo de 2020, pero todo depende de si el Siteur ya contrató y capacitó al personal operativo de la Línea 3.

“No sé aquí si ya lo contrataron o están en ese proceso, eso sería muy importante verificarlo, primero que este contratado y tenga la capacitación adecuada para que esa línea funcione al 100 por ciento”, dijo.

Si no se ha contratado y capacitado al personal, la línea a 3 estaría en funcionamiento hasta finales de 2020.

El ingeniero también señaló que las múltiples filtraciones de agua a lo largo de la obra, no representan un riesgo para la población cuando la obra esté en funcionamiento.

“Pero sí me atrevo a decir que un 99 por ciento de las filtraciones ya están subsanadas, los lloraderos que existen pueden ser normales pero no hay ningún peligro para que la línea pueda estar funcionando”, dijo.

El titular enfatizó la importancia de que para la línea 4 se vigile la creación del proyecto ejecutivo, así como un peritaje fotográfico de los edificios arquitectónicos que estén a su paso y que la construcción corra a cargo de una empresa mexicana.

SRN