Llegan scooters a GDL

8215399

  • En Guadalajara han recibido peticiones de cinco empresas, dos de ellas de monopatín o scooters. Foto: Archivo
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (17 agosto 2019).- El semáforo se puso en verde en Guadalajara para el ingreso de bicicletas y monopatines sin anclaje y en la segunda semana de septiembre empezarán a operar.

Luego de que la Junta de Coordinación Metropolitana avaló los criterios para las pruebas pilotos del transporte individual de red, la Dirección de Movilidad del Ayuntamiento de Guadalajara inició con el estudio para delimitar los perímetros donde operarán estas empresas.

“Falta que suba a cabildo este acuerdo Metropolitano y lanzar la convocatoria (…) para a partir de ahí decidir las empresas y trabajar con el Imeplan y la mesa técnica de Movilidad la definición del polígono, cantidad de bicis y de empresas”, refirió Libertad Zavala, directora de Movilidad del Ayuntamiento tapatío.

Aunque todavía no está definido dónde pueden operar, se dará prioridad a zonas donde hay infraestructura ciclista y calles en buen estado.

Zavala descartó que estos sistemas de transporte sean una competencia con el sistema de bicicleta pública MiBici ya que van dirigidos a otro sector poblacional y el costo es mucho mayor.

“Al final la bicicleta sin anclaje y el patín operan de manera distinta a MiBici, dependen completamente de un celular y contar con una tarjeta vinculada para que se pueda desbloquear. El costo es más alto a comparación de MiBici donde hay una anualidad y sale a poco más de un peso el día, acá es un banderazo y te cobran por tiempo”.

La funcionaria municipal señaló que ya cuentan con peticiones de cinco empresas, dos de ellas de monopatín, para ver los requisitos que deben cumplir para operar en la Ciudad.

Recordó que desde la pasada Administración se sentaron las bases para que entraran a Guadalajara el transporte individual de red.

Para su operación, dijo, será necesario destinarles un cajón de estacionamiento en la vía pública donde se colocarán los vehículos. Durante el tiempo de prueba no se realizará cobro alguno por su utilización.

“Dotaremos una red de cajones donde estará este sistema para que no tengamos obstrucción a banquetas o de espacios públicos, es parte de la regulación. En estos seis meses de prueba piloto no se va a generar ningún cobro, lo que vamos a ver es cómo se va a regular, después tendremos que cobrar cajones”.

Por ello, agregó, será necesario hacer algunas modificaciones a los reglamentos, además de que en la Ley de Ingresos 2020 ya se prevén algunos conceptos para estos sistemas.