Coquetean traer scooters a GDL

7991244

  • Los monopatines deben circular por ciclovías o en el carril derecho de la vía, como si fuera bicicleta. Foto: Archivo
Fernanda Carapia/mural

Guadalajara, México (17 mayo 2019).- 
Aunque todavía no hay una regulación estatal en la materia, un medio de transporte alternativo le está “haciendo ojitos” a Jalisco.

Se trata de scooters eléctricos sin anclaje que buscan operar en la metrópoli como una opción para completar traslados o moverse en distancias cortas.

Julia Ortiz Ríos, directora de Relaciones con Gobierno de la empresa Lime, informó que ya iniciaron pláticas con el Instituto Metropolitano de Planeación para traer esta modalidad de transporte a la Ciudad.

“Es nuestro deseo de tener la posibilidad de conectar el sistema de transporte del Área Metropolitana de Guadalajara con nuestro servicio, que las personas que se suban a uno de nuestros monopatines puedan subirse y recorrer distancias cortas para conectarse con el transporte público o generar viajes cortos de inicio o de fin”, destacó.

Sin embargo, no han obtenido luz verde debido a que no existe una regulación; sólo Guadalajara y Zapopan han abierto la posibilidad a los sistemas de bicicleta sin anclaje, pero se tendrían que hacer adecuaciones para reconocer a los monopatines como un medio de transporte.

Ortiz Ríos agregó que están a la espera de que se den las regulaciones donde se establezcan los requisitos a cumplir para operar en la Ciudad.

Este sistema, dijo, es similar al de una bicicleta sin anclaje, no se requiere de obra civil, sólo de un espacio para estacionar los monopatines.

Desde hace seis meses, este sistema opera tanto en Nuevo Vallarta como en la Ciudad de México, donde se alcanzó el millón de viajes con más de 150 mil usuarios.

Para poder hacer uso de los scooters, que tienen un rendimiento de 60 kilómetros, es necesario bajar una aplicación e ingresar una tarjeta para hacer el cobro por su uso; en la Ciudad de México cobran 10 pesos el banderazo y 3 por cada minuto de uso.

Los scooters son eléctricos y tienen un sistema que les impide avanzar empujándolo con el pie, esto, aseguró Ortiz Ríos, ha inhibido su robo, aunque sí han desaparecido cuatro en Nuevo Vallarta y otros tantos en Ciudad de México.