La bici se afianza como transporte

2019-04-18_10-04-23___5962.jpg

Generalizado. La bicicleta parece consolidarse como un medio de transporte más democrático. (Foto: Humberto Muñiz)

El uso de la bicicleta como medio de transporte ha permeado entre los habitantes del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) durante los últimos años y ha logrado consolidarse como uno de las principales formas de moverse por la ciudad, incluso por encima de las motocicletas, los taxis y el Sistema de Tren Eléctrico Urbano.

Según se desprende de la Sexta Encuesta de Percepción Ciudadana sobre Calidad de Vida 2018, realizada por el Observatorio Jalisco Cómo Vamos, 3.4 por ciento de la población del AMG refirió que la bicicleta es su principal medio de transporte, superando a otras opciones como la motocicleta (2.7 por ciento), el taxi o las Empresas de Redes de Transporte (2.1), el Tren Ligero (1.5) y los mototaxis (0.4). En contraparte, los camiones y el Macrobús (54.9) y el automóvil particular (30.1) siguen siendo los transportes más utilizados por el grueso de la población. Otro 4.5 por ciento afirma desplazarse a pie.

Un aspecto notable es que hay una variación considerable en el uso de la bicicleta por género. El 6.2 por ciento de varones usan este modo de transporte, en cambio, apenas 0.8 por ciento de las mujeres lo prefieren.

Las cifras y sus variaciones entre los municipios parecen mostrar cierta relación con la disponibilidad de infraestructura ciclista. El pasado 6 de abril, el colectivo GDL en Bici publicó en sus redes sociales un mapa de la metrópoli donde se ubican los alrededor de 100 kilómetros de ciclovías y carriles de prioridad ciclista con las que se cuenta en la ciudad, generado a partir de los datos del Instituto Metropolitano de Planeación y los ayuntamientos. La gran mayoría de estos se concentran en los municipios de Guadalajara y Zapopan, siendo también las localidades cuyos habitantes refieren un mayor uso de la bicicleta como principal medio de transporte (4.1 por ciento en ambos).

En los niveles más bajos de uso de la bicicleta se encuentran Tlajomulco (1.6 por ciento) y San Pedro Tlaquepaque (2.1), y en niveles intermedios se ubican Tonalá (2.4) y El Salto (3.6).

De igual forma, se infieren correlaciones entre la infraestructura destinada a los usuarios de la bicicleta y la seguridad de los mismos. El oriente de la metrópoli y el municipio de El Salto son los puntos en los que, según dicho mapa, se cuenta con menor espacio destinado al uso de la bicicleta y son, a la vez, los sitios en los que más muertes de ciclistas se presentaron en 2017, según un mapeo hecho entonces por la Dirección de Investigación y Cultura Vial de la otrora Secretaría de Movilidad.

De igual forma, de los nueve memoriales colocados por el colectivo Bicicleta Blanca en lo que va de 2019, ocho se encuentran en estas áreas.

Sin distinción

De igual forma, la bicicleta parece consolidarse como un medio de transporte más democrático que otros, pues su uso no muestra variaciones significativas respecto al poder adquisitivo de las personas: 3.8 por ciento de los habitantes de un nivel socioeconómico bajo la utilizan, al igual de 3 por ciento de la clase media y 3.3 por ciento de la clase alta.

Caso distinto al del camión: con un uso del 35.8 por ciento de quienes tienen un alto nivel socioeconómico, 60.4 de quienes tienen uno medio y 72.6 del bajo; y también del automóvil particular: 9.2 por ciento de las clases bajas, 24.1 por ciento de la clase media y 52.5 por ciento de la alta.

Aunque en 2018 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró al 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta, en la cultura popular este medio de transporte ya contaba con un día de celebración: el 19 de abril.

da/i