Elevan riesgos y la velocidad

4406340.jpg

  • En Periférico Sur hay dos puentes peatonales de más de 250 metros de longitud. Foto: Raúl Méndez
  • 4406434.jpg
    Los puntos donde convergen avenidas, puentes peatonales y la falta de semáforos son los que más siniestralidad presentan, afirmó el investigador y urbanista, Carlos Romero. Foto: Especial
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (31 marzo 2019).- 
Los puentes peatonales ponen en riesgo al viandante.

Los puntos donde convergen avenidas, puentes peatonales y la falta de semáforos son los que más siniestralidad presentan, afirmó el investigador y urbanista, Carlos Romero.

“La razón, la lógica, te va a hacer cruzar por el punto más corto, pero responde a las necesidades de movilidad para realizar un viaje. Son tramos sin banqueta, sin iluminación y sin rampas.

“Acorde al Atlas de Siniestralidad en Jalisco, donde más muertos y lesionados hay es justo donde hay puentes peatonales y no hay semáforos, es bastante obvio cómo se debería resolver la Ciudad y cómo no, si ves dónde se están muriendo es lo que no debes hacer”, destacó.

De acuerdo con el documento elaborado por la hoy Secretaría de Transporte, en 2017 -año en el que se realizó el mapa- hubo 16 mil 353 accidentes viales donde 422 peatones resultaron heridos y 96 muertos.

Al georreferenciar los percances, cruceros como Periférico Sur y Colón, donde hay dos puentes de más de 250 metros; y Periférico y 8 de Julio, también con infraestructura peatonal, registraron al menos tres atropellados.

En la zona de Periférico y Juan Pablo II, fueron dos; ahí también hay un puente peatonal que, además de cruzar la segunda arteria, lleva a la estación Belenes de la Línea 3 del Tren Ligero.

“No es posible que se prefiera la velocidad, en la Ciudad debe imperar la escala humana, las necesidades de las personas”.

Romero recordó que el peatón es el más vulnerable en el espacio público. Si es impactado a 60 kilómetros por hora, la posibilidad que tiene de sobrevivir es del 10 por ciento.

La solución, agregó el especialista, no es poner elevadores en los puentes, como ya ha ocurrido con la infraestructura que hay en la Prolongación López Mateos, en Tlajomulco, o el de Juan Palomar y Arias y Periférico, en Zapopan.

Los pasos peatonales a nivel resolverían el problema y pondrían al peatón en primer lugar con banquetas amplias, carriles exclusivos o preferenciales para el trasporte público y espacio para la movilidad no motorizada, es decir, un crucero seguro, afirmó.

Esto incluso es más económico, ya que la construcción y equipamiento de un puente puede costar 1.5 millones de pesos, mientras que un crucero con sus pasos de cebra, semáforos, reductores de velocidad, señalización y otros elementos, sale en 800 mil pesos.

Hora de publicación: 00:00 hrs.