Alargan puentes camino a peatón

7862519

  • Cruzar Los Cubos implica caminar 474 metros, cuando la distancia a nivel de piso son 200 metros. Foto: Raúl Méndez
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (31 marzo 2019).- En lugar de dar prioridad al peatón -como indica la pirámide de Movilidad- y hacer cruces a nivel, la lógica en la Zona Metropolitana de Guadalajara es agilizar la circulación de vehículos y poner puentes peatonales para que las personas puedan cruzar las avenidas, obligándolas a caminar más del doble de lo que harían cruzando a nivel.

“Son puentes antipeatonales, porque para lo que sirven es para quitarle un estorbo al coche y no para dar facilidad a un peatón y recordando que cuando hablamos de peatón estamos hablando de todos los usuarios”, expresó el urbanista Carlos Romero.

Para atravesar una arteria, cualquiera que sea, el viandante debe subir cuatro rampas, en algunos casos, o más de 46 escalones, en otros, para elevarse 20 metros sobre la banqueta y, ahora sí, poder llegar al otro lado.

El puente peatonal que hay en el Nodo Vial Los Cubos es uno de los más largos en la urbe: para ir de Lázaro Cárdenas a Avenida México se deben recorrer 474 metros; atravesar a nivel implicaría caminar 200 metros.

“Es la forma que tenemos para cruzar de manera segura, el puente es muy largo y le dan más preferencia a los autos que al peatón, es la primera vez que vengo a Guadalajara, pero nunca había visto un puente así de grande, yo vengo del Estado de México”, expresó David Hernández, quien tuvo que usar el puente de Los Cubos.

Esta infraestructura, por Lázaro Cárdenas, tiene dos accesos que sirven, además, para atravesar la Avenida Clouthier; se deben caminar 287 metros cuando a nivel serían 69, es decir, una persona camina cuatro veces más.

A este puente le siguen, en longitud los dos ubicados en Periférico Sur, a la salida del Tren Ligero, donde los viandantes deben recorrer 300 y 295 metros.

Además, estas estructuras tienen la característica de tener salidas o ingresos al camellón que divide los carriles centrales de los laterales. Si se atraviesan a nivel, se recorren entre 8 y 9 metros, pero con el puente son 190 más.

“Cuando tú vas del punto A al punto B tiene que ser la distancia más corta, pero también la más confortable y segura y no hacerte rodear, subir y bajar, recorrer tramos más largos, la manera en como las autoridades están resolviendo, entre comillas, no es lo óptimo”, refirió Romero.

La solución, dijo, es todo lo opuesto a lo que han hecho las autoridades: semaforizar cruceros para dar paso a los peatones a nivel.