Menos de cinco mil pesos por camión, la clave para migrar a ruta-empresa

transporte_x29921350x_crop1551780209220.jpg_1970638775

Permisionarios con licencias vencidas pueden tramitar una prórroga para cubrir los rubros pendientes y así migrar al modelo ruta-empresa, que se espera concluya antes de que termine el año

Por: El Informador

Los concesionarios tienen hasta el 28 de marzo para iniciar el proceso de regularización. EL INFORMADOR/A. Camacho

Durante el sexenio pasado, la relación entre el gremio de transportistas y el Gobierno del Estado estuvo marcada por una serie de trabas que nunca permitieron que concluyera la constantemente anunciada transición del modelo hombre-camión al de ruta-empresa.

Sin embargo, ayer comenzó el proceso, que durará hasta el 28 de marzo, para que ese cambio finalmente sea real, y que las dos mil 470 unidades que transitan de manera irregular en la metrópoli (es decir, sin concesión, permiso o autorización vigente) puedan circular con un permiso provisional, en tanto cubren sus pendientes y migran a un nuevo modelo de transporte.

La estrategia, además, tendrá un costo mínimo para los transportistas. De acuerdo con Amílcar López, director de Transporte Público del Gobierno del Estado, por cada unidad deberán pagar cuatro mil 350 pesos por el costo de la autorización y 202 más por el registro. Cuatro mil 552 pesos en total.

Según los transportistas, la relación que mantuvieron con la administración estatal pasada cambió porque antes percibían “imposición” y “poco diálogo”.

Eduardo Araujo, chofer de la ruta 15 desde hace tres años, fue uno de los transportistas que ayer comenzó el proceso para regularizar su situación jurídica. Tenía desde octubre de 2018 sin permiso, y él no se había regularizado por las “indecisiones e incertidumbre” generadas por parte de la anterior Secretaría de Movilidad (Semov).

Sin embargo, sostuvo que confiará en el nuevo Gobierno. “Vamos adelante, vamos a confiar en lo que nos están pidiendo y en cumplir las obligaciones a las que nos están convocando. Confiar en que se haga lo correcto por parte de la Secretaría (de Transporte) y que sea benéfico tanto para los subrogatarios como para los usuarios”.

Luis Antonio Rocha Santos, director de la División de Estudios Jurídicos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que la Secretaría de Transporte no sólo debe verificar que cumplan con los lineamientos, sino que los conductores acudan a los cursos de capacitación.

“El éxito de todo programa de Gobierno depende de dos cosas: de un sistema adecuado de evaluación y otro de seguimiento. Es importante contar con el apoyo de ciudadanos porque ellos son los usuarios”.

Ven “certeza jurídica”

Con el periodo de 30 días para regularizarse, los transportistas aseguran que finalmente tienen certeza jurídica para circular sin el temor de que les apliquen multas o les retiren las unidades, gracias al permiso de 120 días (adicionales al mes para regularizarse), lo que les permitirá avanzar en la transición y al mismo tiempo eliminar los problemas que había con los operativos de revisión.

La Secretaría regresó a diversos transportistas por tener la documentación incompleta. EL INFORMADOR/A. Camacho

Concluirán transición antes de 2020

Aunque reconocen que los plazos “son apretados”, los transportistas también aceptan que hay una “deuda de tiempo con la ciudadanía”. Y es por eso que no sólo respaldan la nueva estrategia gubernamental para, ahora sí, concretar la transición al sistema ruta-empresa, sino que han establecido como meta lograrlo antes de que termine el año.

Hugo Higareda Magaña, presidente del Consejo de la Alianza de Camioneros, reconoció que si bien el sistema de prepago no podrá estar listo en todas las unidades dentro de los próximos cinco meses, en ese lapso sí se tendrá un “buen avance”, al menos de 50% en el cumplimiento de todos los requisitos para la transición empresarial.

“Hay que entender que los equipos de prepago, las alcancías, los validadores, no están disponibles en una vitrina para llegar y comprarlos. También hay que hacer un pedido y hacer instalaciones. Tener un equipo de prepago implica tener un patio de guardado porque ya no se puede dejar dinero en la calle”.

Sostuvo que para lograr el cambio antes de que termine el año “todos deben hacer su parte”. Además, llamó la atención de quienes “son lastre” para que “dejen de entorpecer” el avance. “Lo justo es que la ciudadanía tenga un transporte digno. 2019 es el año de hacer la ruta-empresa”, dijo.

DÍA UNO

Persisten las dudas

En el primer día de regularización, personal encargado del programa en la Secretaría de Transporte (ST) se vio obligado a regresar a algunos transportistas que acudieron sin la documentación completa, o porque no les correspondía asistir ayer. Incluso se observó el argumento de quienes sí llevaban los documentos pero les hacían falta las copias. Además, hubo quienes sólo fueron a preguntar lo que necesitaban para no dar dos vueltas después.

NUMERALIA

Casi cuatro mil participan en consulta

Desde que el Gobierno del Estado anunció su nuevo Modelo Integrado de Movilidad, a través de la página https://mimovilidad.jalisco.gob.mx/ se realiza una consulta a usuarios para que evalúen el servicio y expongan sus principales necesidades a cubrir. Estos son los resultados, hasta ayer por la tarde.

3 mil 717 ya han participado en la consulta en línea para evaluar el sistema de transporte en la metrópoli.

65 por ciento exige mejorar rutas y frecuencias de paso.

34 de cada 100 usuarios tardan una hora y media en llegar a su destino.

CLAVES

Van “de la mano” con concesionarios

Proceso. La nueva estrategia para regularizar las concesiones del transporte público busca que las autoridades y los concesionarios vayan “de la mano” en el proceso, y no en rutas encontradas. Así lo afirmó el director de Transporte Público, Amílcar López Zepeda.

Positivo. Hasta el momento, presumió el funcionario, el proceso de regularización avanza “conforme a los tiempos y las citas que se habían expedido”.

Contrato. Los transportistas deberán llevar su contrato (vigente o vencido) a la Secretaría de Transporte para iniciar el proceso y ser reconocidos como concesionarios. Los próximos 120 días se citará a todos los representantes de rutas para revisar sus planes de trabajo y que cumplan con los requisitos del modelo ruta-empresa.

Transparencia. Según el responsable de Transporte Público, el proceso que se sigue actualmente es “sumamente transparente y claro”, por lo que confía en que no habrá necesidad de aplicar sanciones. “Entendemos que tal vez el tiempo (para regularizarse) es corto, pero también, con algunas rutas que nos están manifestando eso, los estamos apoyando”.