Es ZMG insegura para tercera edad

7779405 (1)

  • El 20 de febrero, en el Centro de Guadalajara, una mujer de la tercera edad perdió la vida tras ser atropellada por un camión. Foto: Raúl Zepeda
Grupo REFORMA/Mural

Guadalajara, México (02 marzo 2019).- Cruzar una calle transitada en la Metrópoli es una prueba de alto peligro para adultos mayores.

De acuerdo con Raúl Díaz Padilla, doctor en Planeación Urbana y académico del ITESO, el paradigma con el que ha sido diseñada la Ciudad debe cambiar, para que las calles sean un lugar seguro y deseable para convivir, en especial para este grupo vulnerable.

“La Ciudad se ha convertido en un espacio menos permeable a escala humana. Transitar de una esquina a otra, y cruzar una calle de alto tráfico es un gran riesgo, sobre todo para una persona de la tercera edad, un niño, o una persona con una discapacidad”, consideró.

Durante el último mes, dos adultos mayores fallecieron al ser atropellados por unidades de transporte público. El 17 de febrero un ciclista de 80 años de edad fue arrollado por un camión de la Ruta 535 en Tlajomulco y, tres días después, una mujer de 65 años falleció al ser atropellada por una unidad de la Ruta 153 en el Centro de Guadalajara.

“Significa que los Ayuntamientos han llevado a cabo obra pública que sea fácil de gestionar, fácil de implementar y que te genere votos positivos, y entonces lo que no vemos acá instalado es un compromiso con el bienestar de la ciudadanía. Esto por supuesto repercute en la accidentalidad que tenemos”, remarcó el académico.

Aunque Díaz Padilla reconoció los esfuerzos por parte de algunos Ayuntamientos por humanizar las calles, como la ampliación de las esquinas de las banquetas, o las “ciudades amigables con los adultos mayores”, opinó que estas acciones no son suficientes, pues hay que cambiar la normativa.

“Son ideas pragmáticas, son ideas que si no se adoptan desde el marco normativo, desde la cultura general y proyectos incidentes, lo único que haces es jalar un modelo e implementarlo de manera aislada y va a tener muy poco efecto”, señaló.

Claudia Jaramillo, coordinadora del club para adultos mayores ¡Actívate!, cuyo objetivo es promover la calidad de vida para este grupo de población en la ZMG a través de actividades y talleres, refirió que muchos de los asistentes prefieren ser llevados al club por sus familiares por miedo a caminar hasta el lugar o usar el transporte público.

“Ese miedo, por el tiempo que dura el semáforo (en verde), incluso por cuestiones de cultura vial de que las personas en los coches no se esperan, no dan el paso al peatón, entonces se vuelve muy complejo y les da miedo. Por lo tanto esperan o dependen de que otra persona los traiga (…) y eso no abona a su autonomía. Al final, la autonomía es parte de la calidad de vida de una personas”, agregó.