Usuarios de MiBici hacen mal uso de las unidades

img_20190227_163251_565_crop1551307635924.jpg_1970638775

Las personas suelen transportar personas, garrafones o moverse dos en una sola bicicleta sin importar que esté prohibido

Por: EL INFORMADOR

Omar Romo, es uno de los usuarios de MiBici que diariamente utiliza el servicio para transportarse y suele encontrarse circulando a un hombre quien lleva a su hija sentada en la parrilla. ESPECIAL/ O. Romo

Sin importar que esté prohibido transportar más de cinco kilos en la parrilla de las bicicletas de MiBici Pública y transportarse dos personas en una sola bicicleta, usuarios del programa suelen realizar prácticas que sólo demeritan su funcionamiento.

Omar Romo, es uno de los usuarios de MiBici que diariamente utiliza el servicio para transportarse y suele encontrarse circulando a un hombre quien lleva a su hija sentada en la parrilla con dirección a la escuela donde la menor toma clases.

La reducción presupuestal y el incremento de usuarios desde la escasez de combustible en la metrópoli han desgastado la estrategia de movilidad no motorizada

EL INFORMADOR  27 feb.

Según Manuel Gutiérrez, coordinador del taller de MiBici, transportar objetos, personas y animales que tengan un peso mayor de cinco kilos, provoca que la dirección del manubrio tenga fallas y que se produzca un accidente.

Además, el abuso de estas prácticas, genera que las parrillas se desprendan o que se aflojen y esto a su vez, provoca que al momento de anclarse en los ciclopuertos no sea recibida la bicicleta.

“Munchas personas tienen o suelen tener problemas en ocasiones para anclar las bicicletas. Pasa que lo intentan en varias ocasiones y no les enciende el botón verde, pero eso suele pasar porque las parrillas bajan su nivel por lo mismo que las personas transportan cosas muy pesadas. Ese es el problema”, explica Noé Santana, gerente de operaciones de MiBici Pública.

Para Andrea y Jonathan se ha vuelto común llegar a estaciones y no encontrar unidades

EL INFORMADOR  26 feb.

Juan Rincón, cuenta que él ha utilizado las bicicletas para transportar garrafones cuando va a la tienda porque le resulta práctico.

“Pues lo he hecho porque me muevo en MiBici para llegar al ‘Seven’ y cuando salgo subo el garrafón en la parrilla y así me lo llevo a mi casa. Sí es peligroso, pero también trato de irme con más cuidado, porque tengo miedo de que se estrelle el garrafón”, explica.

Por otro lado, en el caso de que dos personas utilicen una sola bicicleta, de presentarse un accidente, el seguro sólo cubre los daños de aquel que es el suscriptor del programa.

“Si la bicicleta tienen sólo un asiento, un manubrio y dos pedales, es porque están diseñados para una persona. Hay quienes se las ingenian y transportan a dos, pero eso está mal. Y el problema es que no entienden las personas”, detalla Gutiérrez.

Aparentemente el sujeto no contaba con indicios para ser detenido, es cuando revisan el número económico de la unidad cuando notan que es robada

EL INFORMADOR  26 feb.

Tanto como Gutiérrez como Santana, explican que sin importar las prohibiciones y recomendaciones que se realicen por parte de MiBici, las personas suelen ignorarlas y que, esta práctica demuestran las fallas sociales, de educación vial y de ética por las personas que no serán fáciles de erradicar.