Empiezan estragos por abandono de L3

imagen_recorrido_por_las_obr_x29810818x.jpg_1589087806

Vidrios rotos, muros dañados y deterioro son el nuevo rostro de las estaciones del inconcluso sistema de transporte

 

El Informador

El estado de abandono en el que se encuentra la Línea 3 del Tren Ligero desde que inició el año ha comenzado a generar estragos adicionales en los pilares y algunas de sus estaciones. Ahora hay vidrios rotos, muros dañados y deterioro en los recubrimientos.

Este medio realizó un recorrido por las 18 estaciones de ese sistema de transporte, que lleva en construcción desde 2014, y los hallazgos fueron notables. En la Estación Ávila Camacho, por ejemplo, hay un vidrio roto, un recubrimiento y un muro dañados, sin contar que también está grafiteada.

La Estación Plaza Patria presenta un cristal cuarteado, mismo caso que en la terminal Basílica, en donde el martes se localizó un vidrio completamente fracturado de lo que sería el elevador. Además, en un ingreso a la Estación Mercado del Mar hay una puerta de malla, en lugar de una de cristal.

Las zonas en obra de la estación subterránea Plaza de la Bandera tienen basura, escombro y material abandonado. Cerca de la Estación Central Camionera, en Tlaquepaque, dejaron decenas de muros de contención debajo de las vías, lo que según locatarios de la zona ha convertido ese espacio en un escondite para los delincuentes.

La construcción de la Línea 3 del Tren Ligero está detenida por el recorte del presupuesto federal 2019 en Jalisco, que sólo etiquetó mil millones de pesos para ese proyecto cuando, según dijo el mes pasado el gobernador, Enrique Alfaro, se necesitan cuatro mil millones para que comience a trasladar pasajeros desdeZapopan a Tlaquepaque.

Captura de pantalla 2019-02-24 a la(s) 11.26.18.png
Aún con la vegetación, los grafiteros plasman su “arte” en los pilares. EL INFORMADOR / P. López

Sobreviven a las obras de la L3 en la Avenida Revolución

Sobre la Avenida Revolución, entre la calle Degollado y la Calzada Independencia, sólo queda abierta una soldadura, un negocio de láminas, una carpintería que abre de vez en cuando y una cerrajería, cuenta Salvador Mora, el responsable de este último negocio.

“Éramos cinco personas trabajando aquí; ahora sólo somos dos”.

Desde hace 47 años, Salvador ha prestado sus servicios en ese lugar y, de 2014 a la fecha, afirma que hay días en los que no vende nada. Su negocio sobrevive a duras penas.

Llegan los extranjeros (a Guadalajara) y preguntan: ‘¿Ese elefante cuándo se va a terminar?’ Mauro Garza Marín, presidente de Coparmex Jalisco

La Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco) reportó que, desde septiembre de 2015 y hasta enero de 2019, se han perdido dos mil 700 empleos en el Centro Histórico de Guadalajara, a causa de las obras inconclusas de la Línea 3 del Tren Ligero.

También Alejandro Salas, delegado de la Canaco en el Centro Histórico, declaró que la zona de la Avenida Revolución es una de las más afectadas.

El pasillo que conduce a la “Cerrajería Mora”, la de Salvador, es angosto. Por un lado están las láminas que cubren a las obras de la Línea 3 y por el otro hay negocios cerrados… o los otros cuatro sobrevivientes.

Son 216 comercios, de acuerdo con la Canaco, los que se han cerrado en enero de este año en el primer cuadro de la ciudad a causa de las obras. También registraron pérdidas por 590 millones de pesos, entre septiembre de 2015 y enero de 2019.

Manuel Nieva tiene una soldadura sobre la Avenida Revolución desde hace 30 años. Dice que quienes quedan en pie son dueños y no tienen que pagar renta. “Los clientes vienen con muchos problemas”, menciona el comerciante.

Tanto Manuel como Salvador piden que se libere el paso de las calles Degollado y Ramón Corona para que haya más tránsito de personas, ya que para cruzar a la acera de enfrente desde sus negocios, los transeúntes deben de rodear hasta la Avenida 16 de Septiembre o hasta la Calzada Independencia.

Los comerciantes comentan que las obras del tramo de la Línea 3 sobre Degollado y Ramón Corona ya concluyeron, pero ese espacio sólo es utilizado como estacionamiento y bodega de material. 

Captura de pantalla 2019-02-24 a la(s) 11.26.42.png
Los comerciantes de la zona exigen que las obras terminen para aumentar el flujo de clientes y evitar que los callejones se conviertan en zonas de peligro. EL INFORMADOR / P. López

Banquetas intransitables

“Paso peatonal seguro”, dicen las lonas verdes que están colocadas sobre láminas, columnas y cruces a lo largo de la construcción de la Línea 3.

En la Estación Belenes, ubicada en Juan Pablo II y Periférico, los peatones no tienen una banqueta digna por la cual transitar. A su costado hay escombro y caminan sobre tierra.

Está claro que para todos es importante la obra, pero también es fundamental que se garantice la alineación de las vías. Luis Rafael Méndez Jaled, presidente de CMIC en Jalisco

El riesgo es alto, pues los motociclistas también pasan muy cerca de ellos, sobre lo que pretende ser la banqueta de la zona.

El abandono de la obra también ha creado un estacionamiento sobre el camellón. Entre las estaciones Central Camionera y Nodo Revolución hay carros y camiones estacionados debajo de las ballenas que sostienen las vías. Incluso hay personas que aprovechan ese lugar para lavar sus vehículos, justo debajo de los trenes que están detenidos.

Este medio realizó un recorrido el martes, y aunque sí se observó que había trabajadores en las distintas estaciones, estos son de empresas concesionarias.

La desatención no escapa a ninguna de las 18 terminales. Por ejemplo, en Independencia Sur, sobre la Calzada Revolución, se observó basura y material abandonado dentro de la zona de obra. De hecho, los mismos vecinos de la zona, como Manuel Nieva, fueron quienes pusieron luz para alumbrar el pasillo para evitar atracos.

Ningún espacio escapa al vandalismo

Frases como “Peque”, “Paquecos Forever”, “Candy” y hasta un dibujo de un cactus “adornan” el trazo de la Línea 3 del Tren Ligero. Ninguna de las 18 estaciones del sistema de transporte en freno escapa al grafiti.

Desde la Estación Central Camionera hasta los Arcos de Zapopan, este medio encontró pintas en muros y pilares; incluso en aquellos que ya están rodeados de plantas.

En octubre del año pasado, dos jóvenes grafitearon uno de los trenes de la Línea 3 que se localizaba en la Estación Plaza Patria.  Los “artistas”: uno de 27 años y otro de 22, tuvieron que borrar ellos mismos la pieza que plasmaron. Ese fue el acuerdo al que llegaron con las autoridades.

Captura de pantalla 2019-02-24 a la(s) 11.27.26.png
“Los Paquecos” marcan territorio en la infraestructura urbana. EL INFORMADOR / P. López

“Enchularán” entorno

La actual administración estatal se puso de acuerdo con los municipios y el Gobierno federal para, entre todos, mejorar el acceso, la conectividad y la vista en las zonas aledañas a la Línea 3 del Tren Ligero.

A principios de año, el Gobierno del Estado envió un comunicado para destacar que los tres niveles intervendrían desde Zapopan y hasta Tonalá. Incluso dijeron que las autoridades harían recorridos para que los mismos vecinos les dijeran sus necesidades prioritarias, luego de cuatro años de obras en proceso.

Incluso prometieron que se instalaría una mesa de trabajo para mejorar la vista y analizar los espacios que podrían ser aprovechados para mejorar y servir como puntos de reunión.

En la primera mitad de enero, Patricia Martínez, coordinadora general de Gestión del Territorio; David Zamora, secretario de Infraestructura y Obra Pública y Diego Monraz, secretario de Transporte, recorrieron el trazo de la Línea 3 acompañados por los alcaldes de Guadalajara y Zapopan, Ismael del Toro y Pablo Lemus, respectivamente.

“En análisis posterior (al recorrido) se determinarán las acciones que emprenderá cada una de las instancias involucradas para, en la medida de lo posible, recuperar las zonas afectadas durante el proceso de construcción de la Línea 3”, se informó entonces.

Hay esperanza…

El próximo 9 de marzo, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, visitará Jalisco por primera ocasión como Mandatario federal. Y según adelantó el gobernador, Enrique Alfaro, en sus eventos públicos el Mandatario dará anuncios con respecto al futuro de la Línea 3 del Tren Ligero, cuyas obras están detenidas desde enero por falta de presupuesto. Alfaro sostuvo que el Presidente se comprometió a que avance la agenda de proyectos prioritarios para el Estado.

Un vidrio cuarteado en el que, eventualmente, será el elevador de la Estación Basílica. EL INFORMADOR / P. López

Cuatro de cada 10 empleos, perdidos

Según la Cámara de Comercio de Guadalajara, el Centro Histórico tapatío ha sufrido y soportado como nadie las consecuencias de la demora en la conclusión y puesta en marcha de la Línea 3 del Tren Ligero. En su último sondeo reportó que dos mil 700 empleos en el primer cuadro del municipio se perdieron.

Eso, afirmó el delegado de la Canaco en el Centro, Alejandro Salas, representa 38% de los trabajos de la zona, lo que significa que cuatro de cada 10 se perdieron gracias al estancamiento de las obras.

Los micro y pequeños establecimientos son la mayoría. Las afectaciones incluso alcanzan a los comercios del Paseo Fray Antonio Alcalde, que han registrado pérdidas por 590 millones de pesos. La esperanza está puesta en que terminen las obras lo antes posible, pues “son proyectos estratégicos que detonarán el Centro Histórico”.

Condonarán predial

A finales de enero, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobó perdonar el pago del impuesto predial a los comercios ubicados en las proximidades de la Línea 3 que siguen en pie. La iniciativa fue impulsada por el presidente municipal, Ismael del Toro, y consiste en reformar la ley de ingresos municipal. La iniciativa, informó en su momento, será enviada al Congreso del Estado para que se agreguen dos artículos transitorios que incluyan las condonaciones.