Pega a movilidad desorden en urbe

7743179

  • De acuerdo con el extinto Instituto de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, en la ZMG se realizan 4.6 millones de viajes al día, en promedio, a bordo de transporte público. Foto: Carlos Ibarra
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (18 febrero 2019).- El crecimiento urbano desordenado ha provocado que el “sistema circulatorio” de la Zona Metropolitana de Guadalajara sea deficiente e incompleto.

Alejandro Mendo, investigador del ITESO, explicó que la falta de una estructura urbana funcional y eficiente provoca que la gente pase cuatro o hasta seis horas de su día en el transporte.

“La cantidad de metros cuadrados de calles o superficie de rodamiento no alcanza a cubrir todo el territorio y la extensión de la mancha urbana, uniendo todos los puntos de origen y destino, como se podría esperar”, dijo.

Además, la calidad del servicio de transporte público es deficiente y la cantidad de personas que requieren desplazarse es superior a la oferta que existe.

De acuerdo con el extinto Instituto de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, en la ZMG se realizan 4.6 millones de viajes al día, en promedio, a bordo de transporte público, y los usuarios son 1.6 millones de personas.

Mendo comparó la estructura ideal de vialidades con el sistema circulatorio del organismo, donde existen grandes arterias que desplazan volúmenes importantes de sangre; las venas, que llevan el tejido a las extremidades del cuerpo, y los vasos capilares, que llegan a los últimos rincones.

“Lo que debería pasar en una ciudad o en un área metropolitana son grandes arterias que permitan el flujo de volúmenes altos de gente en traslado, y una serie de ramificaciones y terminar con vasos capilares”, detalló.

Por ejemplo, indicó, es fácil y rápido cruzar la urbe de punta a punta en el Tren Ligero, sin embargo, al bajar el pasajero se queda en el limbo, pues la opción es usar mototaxis o taxis colectivos, o un sistema de transporte deficiente y de mala calidad.

En 2009, cuando se puso en operación el Macrobús sobre la Calzada Independencia, se intentó hacer un sistema articulado, con rutas alimentadoras en las terminales, pero no en todas las vialidades fue posible implementarlo, provocando trayectos largos de más de una hora hasta el destino final.

Y aunque la urbe ya está cimentada, Mendo señaló que todavía hay cosas por hacer, como crear ejes viales, similares a los de la Ciudad de México.

También destacó que las autoridades deben ponderar el bien común sobre el particular y dar continuidad a calles importantes, pues actualmente avenidas de cuatro carriles se ven reducidas súbitamente por invasiones de vía, como en Américas, o pierden continuidad, como el Periférico Viejo.

“Apretar las tuercas en el sistema de transporte urbano colectivo, compartir el vehículo, dar preferencia al transporte colectivo, cambiar horarios de entrada, son algunas soluciones y cosas que se pueden hacer”, puntualizó.

MURAL publicó el 11 de febrero pasado que un habitante de la Metrópoli destina en promedio cuatro horas en traslados, según una encuesta del Instituto de Mercadotecnia y Opinión.

Además, quienes ganaron el salario mínimo en 2018 gastaron 56 pesos diarios en promedio en transporte, el 63 por ciento de sus ingresos.