La historia del ultimo viaje de Mauro Talini

Mauro Talini
Foto: http://www.unabicimillesperanze2013.org/index.php/talini-mauro

Por Matha Ruffa:

Enfermo de diabetes, quería demostrar al mundo que su condición clínica no era obstáculo para perseguir sus objetivos y ganar sus batallas.
Mauro Talini, ciclista italiano originario de Viareggio, era parte del proyecto “Una bici mille speranze” (“Una bici mil esperanzas”), patrocinado por la Asociación Internacional Padre Kolbe, que se propone recaudar fondos y enviarlos a varias organizaciones humanitarias en el mundo.

Por esta razón, Mauro ya había cruzado en dos ruedas casi toda Europa desde Italia hasta Jerusalén y la nueva misión que quería llevar a cabo era atravesar todo el continente Americano: 25 mil kilómetros desde la ciudad argentina de Ushuaia (la más austral del mundo, en Patagonia) hasta Prudhoe Bay en Alaska.

Desafortunadamente, su camino fue interrumpido bruscamente el lunes 13 de mayo por la tarde, cuando un tractocamión lo atropelló y arrastró por más de 100 metros cerca la comunidad Trincheras, Sonora.

Cuando su cuerpo regresó a Italia, acompañado por su familia, decenas de ciclistas (conocidos y no) ya lo estaban esperando en su ciudad para escoltarlo hasta la iglesia donde se celebró su funeral en un intento de recordar a la gente que estos accidentes podrían ser evitados y muchas vidas se salvarían si los choferes comprendieran que ir por las calles y carreteras es un derecho de todos, sobre todo ciclistas y caminantes.

Mucha gente todavía no comprende como la bici es más que un  medio de recreación y más que un medio  de transporte local, en muchos casos es una manera de viajar, conocer, aprender y vivir.

En los últimos años el cicloturismo se está haciendo más evidente gracias a las redes sociales y el Internet. Sigue creciendo  el numero de las personas que eligen viajar en dos ruedas para entrar en contacto de manera diferente con los nativos de los Países que visitan, disfrutando en el mismo tiempo de la naturaleza.

En la ciudad de Guadalajara tampoco es un fenómeno nuevo: desde hace 2010 solo en la Casa Ciclista (ubicada en Manuel Acuña 1310, barrio de Santa Tere) pasaron y se quedaron por unos días cerca de noventa cicloturistas, huéspedes que llegan gracias  al sistema WarmShowers (Duchas calientes), lugar de intercambio de hospedaje mundial dedicado específicamente a los cicloturistas.

No obstante el incremento y desarrollo,  el cicloturismo, sigue siendo una actividad casi desconocida por la mayoría de la gente, que frecuentemente no comprende qué significa viajar en dos ruedas: el esfuerzo físico, el cansancio, las dificultades en encontrar un lugar para descansar, comer, arreglar las bicicletas…

El cicloturismo no es un tipo de turismo por gente viciada y acomodada, sino por viajeros intrépidos y audaces que se presionan cada día para llegar un poco más allá y alcanzar sus metas.

Esta no es solo la historia personal del ciclista Mauro Talini: es entonces la historia de muchos ciclistas y cicloturistas que cada día en todas partes del mundo se levantan, montan sus bicicletas y siguen pedaleando a pesar de los obstáculos que encuentran, cada uno por causas diferentes y con metas distintas, pero unidos en el objetivo de reconquistar la libertad de moverse como quieren.

De todo esto tendríamos que acordarnos cuando vemos a un ciclista pedaleando por las calles: que muchas veces una bicicleta no es solo un medio de transporte y tampoco una herramienta de deporte, sino una verdadera revolución.

Mientras en Italia la familia de Mauro, sus amigos y compañeros se dedican a conservar la memoria de su iniciativa, a nosotros pertenece la obligación de convertir las calles en un lugar accesible y seguro para todos, para que estas tragedias nunca se repitan y siempre vaya creciendo el numero de personas que eligen las dos ruedas para perseguir sus sueños.

 

Anuncios

2 comentarios en “La historia del ultimo viaje de Mauro Talini

  1. Cuando leí la noticia me puse bastante triste. Lamentablemente no es la primera vez que éste tipo de accidentes les ocurren a los cicloturistas. Recuerdo hace un par de meses que la misma fortuna les toco a Mary y Pete en Tailandia. Lo único que si me conflictua, es que en las noticias mundiales estas tragedias figuren en las portadas, esto afecta mucho a la motivación de la gente a realizar su propio viaje. Sin lugar a duda est actividad tiene sus riesgos pero como tu lo pones en la nota, más de 90 viajeros en dos llantas han pasado por la casa y no se hable mucho de ellos. Nosotros llevamos 1 año 9 meses viajando en bici y afortunadamente no nos ha pasado nada. Lo único que deseo es que también los medios se encarguen en difundir las buenas noticias que da ésta actividad como las historias del Biciclon, Javier Bicicleting, los 90 cicloturistas que pasan por nuestro país! Porqué la única manera de que las carreteras sean mas seguras es que la gente se acostumbre a ver ciclistas viajando. Hay mucho por hacer pero con el tiempo muchas cosas importantes se pueden lograr. Que en paz descanse nuestro valiente compañero Mauro Talini, y que su accidente en vez de despertar miedo por ir en la carretera, inspire a nosotros los mexicanos a seguir luchando por una vida en dos llantas, como sea que a cada quién le acomode.

  2. Es nuestra tarea garantizar la seguridad de todos los que usamos las calles. Las señales no son solo para los automóviles y hacer ver que el ciclista esparte del tráfico y deben respetar su distancia, al igual que uno como ciclista o peaton no debe ser tan temerario en las calles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s